Responsabilidad Sanitaria

 

El artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales establece que los Estados Partes del Pacto reconocen el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental.

En Colombia, el artículo 49 de la Constitución Política de Colombia reza que la salud y el saneamiento ambiental son servicios públicos a cargo del Estado y se garantiza a todas las personas el acceso a los servicios de promoción, protección y recuperación de la salud.

De esta forma corresponde al Estado organizar, dirigir y reglamentar la prestación de servicios de salud a los habitantes y de saneamiento ambiental conforme a los principios de eficiencia, universalidad y solidaridad. También, establecer las políticas para la prestación de servicios de salud por entidades privadas, y ejercer su vigilancia y control.

En el marco punitivo, la ley 599 de 2000 (Código penal colombiano) ha tipificado en su Título XIII los delitos contra la  Salud Pública, tales como la Violación de medidas sanitarias (art. 368), la Propagación de epidemia (art.369), la Corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico (art.372), la Imitación o simulación de alimentos, productos o sustancias (art. 373) y, la Fabricación y comercialización de sustancias nocivas para la salud  (art.374), entre otros.

En este marco de garantías y prohibición, existen fenómenos delictivos que afectan el derecho a la salud tales como la  adulteración y el contrabando de medicamentos y alimentos. Se trata de fenómenos de difícil detección, a través de negocios al margen de la ley y del fortalecimiento de organizaciones criminales con operaciones locales y transnacionales, convirtiéndose en un problema económico y social que afecta a las personas, a las empresas que producen legalmente y por supuesto, al Estado.

Las cifras hablan por sí mismas: tan sólo el mercado mundial de farmacéuticos ilícitos ascendía, en 2010, a $ 75.000 millones de dólares y en cinco años se estima que podría haber llegado a aumentar 92%[1]. El volumen de negocios generado por la falsificación en el 2015, se estima entre el 10 y el 15% del mercado farmacéutico mundial (alrededor de 200 mil millones de dólares[2]). Los medicamentos falsificados pueden llegar a representar alrededor del 10% entre los que se consumen en el mundo[3] y algunos estudios consideran que esta es una actividad 25% más rentable que el narcotráfico[4].

En Colombia, según información de la policía fiscal y aduanera – POLFA y la DIAN, se ha evidenciado un aumento en el contrabando y falsificación de medicamentos, ya que en 2015 se incautaron 2’268.179 medicamentos, en 2016, 2’400.866 y finalmente, en lo que va corrido del año ya van más de 1’810.798 de medicamentos aprehendidos[5]. En cuanto a alimentos se refiere, se sugiere que hasta al 10% de todos los alimentos comprados en Colombia, podrían llegar a ser de contrabando[6].

En 2015, el sector de medicamentos produjo $5,3 billones de pesos en medicamentos y tuvo una comercialización por el orden de $13,1 billones, con una tasa de crecimiento promedio de 8%[7]  lo que genera anualmente 26.400 empleos directos, de los cuales 22.000 son permanentes[8].

El artículo 245 de la Ley 100 de 1993,  permitió la creación del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos INVIMA quien ha propendido por la protección de la salud de la población y por evitar que la ilegalidad, el contrabando y la corrupción en la vigilancia sanitaria y de control de calidad de los medicamentos y alimentos, puedan llegar a tener impacto negativo en la salud individual y colectiva de los colombianos, emprendiendo esfuerzos  para fortalecer los mecanismos de prevención, investigación y sanción de estos delitos.

 

[1]EUROPOL,  Disponible en:  https://euipo.europa.eu/ohimportal/documents/11370/80606/2015+Situation+Report+on+Counterfeiting+in+the+EU
[2] Instituto Internacional de Investigación contra la Falsificación de Medicamentos – IRACM. Disponible en: http://www.iracm.com/flip/brochures/ukint/mobile/#p=9 y la OMS http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs275/en/print.html.
[3] Food and Drug Administration, Disponible en : https://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm169898.htm#fn1.
[4] The Health and Economic Effects of Counterfeit Drugs, Disponible en:  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4105729/#R38.
[5] Ver: http://www.cmi.com.co/nacional/autoridades-en-alerta-por-aumento-en-falsificacion-y-contrabando-de-medicamentos/417581/.
[6] Ver: http://www.dian.gov.co/descargas/Servicios/OEE-Documentos/Cuadernos/Distorsion_Impo_2009.pdf.
[7] DANE,   Cálculos: Cálculos UNODC, usando la siguiente formula: Consumo Aparente = Producción + Importaciones CIF – Exportaciones FOB.
[8] DANE,  Cálculos UNODC, Datos tomados de la encuesta anual manufacturera, Disponible en: http://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/industria/encuesta-anual-manufacturera-enam.