REPUBLICA DE COLOMBIA

Departamento Norte de Santander
TRIBUNAL SUPERIOR
Distrito Judicial de Cúcuta

TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE CÚCUTA
SALA DE DECISIÓN PENAL

Magistrado Ponente:
Doctor: JOSE RAFAEL LABRADOR BUITRAGO

San José de Cúcuta, once (11) de abril de dos mil once (2011)

Aprobado por acta No. 110

VISTOS

Procede la Sala a resolver el recurso de apelación interpuesto por el Dr. DAVID JESUS LUNA LARA defensor del procesado LUIS FRANCISCO HERRERA GARCIA y por el Doctor LUDWING GERARDO PRADA VARGAS defensor del procesado RAUL PRADA LAMUS contra la sentencia proferida por el Juez Segundo Penal del Circuito Adjunto de esta ciudad, calendada el 25 de agosto de 2010, que sancionó a los implicados a la pena principal de 13 años de prisión para cada uno de ellos, como coautores responsables de la comisión del delito de FINANCIACION DEL TERRORISMO Y ADMINISTRACION DE RECURSOS RELACIONADOS CON ACTIVIDADES TERRORISTAS según hechos sucedidos en el Municipio de Ocaña (NS).

ACONTECER FÁCTICO

El Juez de primera instancia sintetizó los hechos de la siguiente manera:

“ Se tiene que en este departamento luego de la desmovilización de las AUC, casi de manera paralela empezó a delinquir una banda emergente de delincuencia organizada autodenominada AGUILAS NEGRAS, integrada por excombatientes de grupos paramilitares, estableciendo como centro de actividades la ciudad de Ocaña (NS) y algunos municipios integrantes de esa provincia, dedicándose a extorsionar Alcaldes, comerciantes y transportadores, además de ejecutar actividades de narcotráfico, asesinato selectivo de personas, amenazas, incluso, prohibiendo el desplazamiento de los habitantes en un determinado horario”.

IDENTIDAD DE LOS PROCESADOS

RAUL PRADA LAMUS (A. RAULITO), se identifica con la Cédula de Ciudadanía No. 91.284.873 de Bucaramanga, nació en esa ciudad el 07 de julio de 1972, hijo de JUAN FRANCISCO PRADA MARQUEZ.

LUIS FRANCISCO HERRERA GARCIA (A. LUCHO) identificado con la cédula de ciudadanía No. 19.108.158 de Bogotá DC, nació en Charalá (S) el 06 de diciembre de 1948, hijo de LUIS ALEJANDRO HERRERA SILVA y BARBARA MARGARITA SILVA (f), estudios primero de bachillerato, comerciante, separado de LUZ STELLA TELLEZ, cuatro hijos, actualmente hace unión marital de hecho con MARIA AYDEE ORTEGA CLARO con quien tiene una hija.

ACTUACIÓN PROCESAL

Con fundamento en informes militares y policiales y demás diligencias realizadas, la Fiscalía Especializada UNDH-DIH decretó la apertura de la investigación previa (fls. 23-27 C-19), la Fiscalía Tercera Especializada dictó la resolución de apertura de instrucción (fls. 61-64 C-2) se escucho en indagatoria al procesado LUIS FRANCISCO HERRERA GARCIA y se declaró persona ausente a RAUL PRADA LAMUS por lo que se resolvió su situación jurídica (FLS. 158-169 c-13), posteriormente y agotada la instrucción se profirió el cierre de la investigación, se calificó el merito del sumario donde se les acuso por los delitos de Financiación del terrorismo y administración de recursos relacionados con Actividades terroristas. La etapa del juicio correspondió al Juzgado Segundo penal del Circuito especializado de esta ciudad, profiriéndose la correspondiente sentencia por el Juez adjunto a dicho despacho.

DE LA SENTENCIA IMPUGNADA

El Juez Segundo Penal del Circuito Adjunto de esta ciudad, mediante sentencia calendada el 25 de agosto de 2010, condenó a LUIS FRANCISCO HERRERA GARCIA y RAUL PRADA LAMUS a la pena principal de 13 años de prisión para cada uno de ellos, como coautores responsables de la comisión del delito de FINANCIACION DEL TERRORISMO Y ADMINISTRACION DE RECURSOS RELACIONADOS CON ACTIVIDADES TERRORISTAS según hechos sucedidos en el Municipio de Ocaña (NS), al considerar que los implicados efectivamente participaron en la ocurrencia de las conductas delictivas estudiadas, por cuanto estimó que los mismos si pertenecieron al grupo armado ilegal de las águilas negras conforme las manifestaciones que realizaran otros miembros de dicho colectivo a pesar de que finalmente se retractaron de sus afirmaciones, pues las declaraciones iniciales fueron tan contundentes que no se vieron resquebrajadas posteriormente.

DE LA APELACIÓN

El Doctor DAVID JESUS LUNA LARA defensor del procesado LUIS FRANCISCO HERRERA GARCIA inconforme interpuso el recurso de apelación el cual sustentó oportunamente y en primer lugar se muestra en desacuerdo en que sea un Juez de descongestión quien profiera el fallo, pues este funcionario solo conoció el proceso a última hora y con la obligación de fallar. Expresa igualmente que su cliente nunca ha hecho parte de banda emergente alguna, otra cosa es que no se hubiere profundizado en la investigación pues a todas luces aflora que los testigos fueron conseguidos a través de dinero que les ofrecieron para que acusaran a su representado, pues la misma Fiscal dijo que a ella le parece que existe plena certeza sobre la responsabilidad que se le endilga, pero tampoco se investigó sobre las manifestaciones de su prohijado respecto de los problemas que tuvo tiempo atrás con los polinales a los que denunció por extorsionistas, motivo por los cuales estamos frente a unas retaliaciones por parte de estos organismos tan desprestigiados como el DAS.

Además sostiene que no se necesita ser un especialista en la materia para determinar que con la supuesta ayuda al entregar unas colchonetas y unos mercados se iba a solucionar los problemas de logística de un grupo tan grande, pues para ello se requería de suficiente logística y capacidad financiera que su defendido no podía sufragar y que, la fiscalía tampoco oficio a las entidades financieras para verificar su real solvencia, pues a todas luces lo que se observa es que su defendido fue perseguido y extorsionado por la Policía Nacional por ser miembro de la Unión Sindical Obrera USO.

Que debe revisarse las retractaciones realizadas por las personas que inicialmente lo incriminaron, pues allí surgen detalles que permiten dar credibilidad a las mismas, tales como que no lo conocían, que les fueron entregadas sumas de dinero para implicarlo, que las direcciones aportadas nada tienen que ver, pues una dirección cualquiera la puede conseguir, es decir, que existen graves dudas respecto sobre la culpabilidad de su representado por lo que debe revocarse la condena y en su lugar absolvérsele para que goce de su libertad inmediata.

A su turno el Doctor LUDWING GERARDO PRADA VARGAS defensor del procesado RAUL PRADA LAMUS expresa que el proceso se inició con la captura de los señores BREINER JOSE DE LA HOZ QUINTERO y ARLEX OSORIO GONZALEZ integrantes de las AGUILAS NEGRAS, quienes una vez en la cárcel se concertaron con el señor RAFAEL JACOME LUNA alias “ratón” y por decisión de éste último y a cambió de 5 millones de pesos deciden incluir a varios ciudadanos de diferente índole como si fueran miembros de las bandas emergentes, quienes venían trabajando de la mano de las autoridades y brindando información a las mismas, por ejemplo solicitudes de militarización del sur del cesar, solicitud de Consejos de seguridad, denuncia de presencia de bandas emergentes, en fin de requerimientos que pretendían la presencia de más fuerza pública para dicha región, solicitudes que aportó al expediente.

Sin embargo los declarantes posteriormente se retractaron, confesando el porqué de sus retractaciones, sus motivaciones de carácter económico y el preacuerdo que realizaron con el señor RAFAEL JACOME NUMA para involucrar a terceros entre ellos a RAUL PRADA LAMUS, retractaciones espontáneas y libres que proceden de un acto de conciencia, es más, el procesado era objetivo militar de dicha agrupación ilegal armada, debiéndose tener en cuenta que tal arrepentimiento encuentra respaldo en las declaraciones de LUIS ALFONSO MONCADA ALVAREZ y JESUS MARIA MARTINEZ MENESES alias CHAPOLO, por lo que solicite se analice todo este material probatorio y finalmente se absuelva de todo cargo a su procurado.

CONSIDERACIONES DE LA SALA:

La Sala abordará el estudio de la presente impugnación de conformidad con el artículo 204 del código de procedimiento penal, que reza:”En la apelación, la decisión del superior se extenderá a los asuntos que resulten inescindiblemente vinculados al objeto de la impugnación”.

El delito por el que se procede es el de financiación del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas, tipificada en el artículo 345 del C. Penal, modificado por el artículo 16 de la ley 1121 de 2006, que consagra una pena de prisión de 13 a 22 años y multa de 1.300 a 15000 SMLMV.

La sentencia proferida por la Juez Segundo Penal del Circuito Especializado –adjunto- de esta ciudad, adiada el 25 de agosto de 2010, motivo de censura, será confirmada por las siguientes razones:

Estima la Sala, que vistas las posturas defensivas traídas por los ilustres Abogados que las representan y analizadas las probanzas obrantes en la foliatura, se puede concluir investigativo se encuentra probado a plenitud el compromiso Penal de los procesados LUIS FRANCISCO HERRERA GARCIA alias LUCHO y RAUL PRADAS LAMUS alias RAULITO por la conducta criminal por las cuales fueron acusados, veamos:

Ciertamente se observa que la incriminación en contra de los implicados surge por las directas acusaciones que en su contra realizaron los declarantes ARLEX OSORIO GONZALEZ y BREINER JOSE DE LA HOZ QUINTERO, personas estas que pertenecieron al grupo armado ilegal autodenominado AGUILAS NEGRAS que tenía su centro de operaciones en el municipio de Ocaña (NS) y sur del César, quienes expresaron que RAUL PRADA LAMUS comandaba una de las fracciones de tal grupo, mientras LUIS FRANCISCO HERRERA GARCIA era el encargado no solo de vigilar que los comerciantes pagaran su cuota sino del envío de los elementos que necesitaba la organización criminal, tales como la entrega de víveres, colchonetas, etc.,.

Observa la Sala que estas versiones fueron rendidas por los testigos en su primera entrada al proceso y brindadas de manera libre y voluntaria, resultando además de claras y concordantes, ricas en detalles, lo que no permite dar credibilidad a sus retractaciones posteriores, pues si se revisan estas últimas se puede observar en ellas un claro interés por favorecerlos, pues además de absolutamente tardías, no son lo suficientemente robustas para dejar sin piso las expresiones brindadas al inicio de la investigación, porque examinadas estas primigenias declaraciones allí se aportan los pormenores de lo que sucedía al interior del grupo armado ilegal, circunstancia que permiten certeza sobre la realidad del suceso investigado, toda vez que se ofrecen con claridad los datos casi exactos sobre las personas que concurrían a las reuniones del grupo, sobre los rangos que ostentaban cada uno de ellos, sobre las direcciones donde residían y las actividades encargadas a cada uno de los miembros del grupo, observándose que estas versiones no resultan insulares, porque las mismas encuentran respaldo en los informes policivos donde se señala a los implicados como miembros del colectivo ilegal, lo que permite colegir que tales sindicaciones no solo provienen de antiguos miembros de las Águilas negras sino de los policiales que venían investigando el actuar de dicho grupo delincuencial, razón más que suficiente para determinar que en contra de los implicados no se esgrimió ningún plan o ardid para hacerlos ver como integrantes del colectivo sino que en realidad hacían parte del mismo en los rangos manifestados por quienes conocían desde adentro el modus operandi de dicha banda emergente.

Igualmente aparece que JESUS MARIA MARTINEZ MENESES en ampliación de su indagatoria (fls. 160-165 C-2) cuando se le interrogó sobre si conocía a RAUL PRADA expresó:”Al señor RAUL PRADA lo he oído mencionar a él como el primer comandante del Bloque sur de Bolívar”……”Lo escuché nombrar antes de la desmovilización del bloque ese”.

Así mismo el señor HUGO HERNANDEZ SANCHEZ CARRASCAL en ampliación de injurada (fl. 29-34 C-7) interrogado sobre si conocía a DON LUCHO dijo:”(….) DON LUCHO era el cucho que compraba los viveres y mes (sic) los daba a mí para llevarlos a la finca”

En este orden de ideas, estima la Sala que contrario a lo sostenido por los señores defensores y conforme las pruebas anteriormente relacionadas, la retractación ofrecida por los dos testigos de cargo no restan credibilidad alguna a sus primeras afirmaciones, pues realizado el trabajo analítico de comparación entre unas y otras, se puede establecer que los declarantes dijeron la verdad en un comienzo, pues a pesar de que no se sabe con exactitud cuál fue el motivo de sus opuestas versiones, las primeras, como se dijo, no solo fueron abundantes en detalles sino que encontraron respaldo en otros medios de prueba obrantes en el paginario, por lo que entonces sus afirmaciones en manera alguna pueden ser descartadas por la retractación posterior, de tal suerte, no puede sostenerse que por la simple retractación, todo lo dicho en sus distintas intervenciones pierda eficacia demostrativa, pues como se dijo, analizados los testimonios bajo la lógica y la sana crítica y en consonancia con los otros medios de prueba, se concluye con absoluto grado de certeza, que los hoy procesados, ciertamente pertenecían al grupo armado de las AGUILAS NEGRAS con centro de operaciones en la zona antes referida y por lo tanto, dicha conducta merece de reproche penal, pues como se viene afirmando a esta conclusión se arriba al observar que las primeras versiones ofrecidas por antiguos miembros de dicha banda criminal, ARLEX OSORIO GONZALEZ y BREINER JOSE DE LA HOZ QUINTERO encuentran respaldo no solo en los informes de los policiales que pretendían desarticularla sino en las manifestaciones brindadas por los declarantes JESUS MARIA MARTINEZ MENESES y HUGO HERNANDO SANCHEZ CARRASCAL, quienes también hacían parte de la organización ilegal y por tanto conocían de primera mano a sus integrantes y los roles que desarrollaban al interior de la misma.

Para la Sala son suficientes estas consideraciones por lo que estima necesario CONFIRMAR en todas sus partes la sentencia recurrida.

En mérito de lo expuesto, la Sala de decisión Penal del Honorable Tribunal Superior del Distrito Judicial de San José de Cúcuta Norte de Santander administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley:

RESUELVE

PRIMERO: CONFIRMAR en todas sus partes la sentencia adiada el 25 de Agosto de 2010 proferida por el Juez Segundo Penal del Circuito – Adjunto- de Cúcuta (NS), conforme la parte motiva de este proveído.

SEGUNDO: Contra esta sentencia procede Casación.

CÓPIESE, NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE.

JOSE RAFAEL LABRADOR BUITRAGO

EDGAR MANUEL CAICEDO BARRERA JUAN CARLOS CONDE SERRANO

OLGA ENID CELIS CELIS
Secretaria Sala Penal