Lucha contra la Corrupción

 

¿Qué es?

La corrupción es una plaga insidiosa que tiene un amplio espectro de consecuencias corrosivas para la sociedad. Socava la democracia y el estado de derecho, da pie a violaciones de los derechos humanos, distorsiona los mercados, menoscaba la calidad de vida y permite el florecimiento de la delincuencia organizada, el terrorismo y otras amenazas a la seguridad humana .

La corrupción, también es definida como “el abuso del poder, cargo, o autoridad públicos para el beneficio privado, por medio del soborno, la extorsión, la venta de influencias, el nepotismo, el fraude, el tráfico de dinero y el desfalco” , es un fenómeno complejo y con impactos indiscutibles.

Este flagelo no solo se presenta en el ámbito público sino que abarca el privado, por lo cual se hace necesario fortalecer los esquemas de integridad y de gestión ética al interior de cada sector con el fin de fortalecer los esquemas de cumplimiento normativo a nivel local y amplificar el mensaje de “cero tolerancia” a la corrupción.

Acerca de la Temática

En respuesta a este fenómeno de la corrupción, desde la década de los noventa, se han suscrito compromisos internacionales para atajar este fenómeno a nivel mundial de los cuales Colombia ha hecho parte adhiriéndose a importantes convenciones internacionales como (i) la Convención Interamericana de Lucha contra la Corrupción (1997), (ii) la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción – UNCAC (2005), y (iii) la Convención contra el Soborno Transnacional (2012). A la par de la asunción de estas disposiciones internacionales, se han promulgado leyes nacionales y se han desarrollado herramientas técnicas y de gestión para apoyar el avance en la materia.

En este orden es esencial identificar todas las políticas, marco normativo y estrategias que se diseñan e implementan para evitar que se configuren actos de corrupción y fortalecer los mecanismos de prevención, investigación y sanción de los mismos.

Consciente de lo anterior, y como agencia de Naciones Unidas responsable de apoyar la implementación de la UNCAC en los países miembros, UNODC Colombia se ha unido a estos esfuerzos a través del desarrollo de acciones para la prevención y lucha contra la corrupción, en el marco de su Programa de Prevención del Delito y Fortalecimiento a la Justicia – PROJUST a través del Programa Anticorrupción. Con dichas acciones, UNODC involucra a las entidades públicas, privadas y a las organizaciones de la Sociedad Civil en procesos de formación, de asistencia técnica y de gestión del conocimiento tendientes a dar cumplimiento a las disposiciones legales y a las políticas públicas en materia Anticorrupción.